La lluvia dibuja un escenario imprevisible en Le Mans

La previsión meteorológica anuncia un GP francés pasado por agua y los pilotos de MotoGP™ ya están mentalizados para asumir el nuevo desafío.

El guion va camino de repetirse. Después de la carrera pasada por agua el pasado curso, todo apunta a que Le Mans volverá a acoger una nueva cita en la que la lluvia será protagonista importante. En esta ocasión, además, podría hacer acto de presencia a lo largo de todo el fin de semana. Dicha circunstancia, sin embargo, no parece que vaya a minar la moral de la parrilla de MotoGP™, tal y como evidenciaron este jueves los 6 pilotos presentes en la rueda de prensa previa al Gran Premio SHARK de Francia, con el líder, Francesco Bagnaia (Ducati Lenovo Team), a la cabeza. ‘Pecco’ estuvo secundado por su compañero y ganador en Jerez, Jack Miller, los héroes locales Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP) y Johann Zarco (Pramac Racing), su compatriota Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) y el japonés Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu).

Como cabía esperar, la previsión meteorológica tuvo una importante cuota de protagonismo en las preguntas a las estrellas de la clase reina, que positivizaron en todo momento dicha circunstancia. A diferencia del año pasado, la lluvia podría estar presente en la mayoría de sesiones, lo que permitiría preparar a conciencia una carrera en la que Bagnaia llega como hombre a batir en un trazado de su agrado. “Es demasiado pronto para pensar en términos de campeonato. Hay que pensar carrera a carrera”, comenzó el italiano antes de señalar sus simpatías por la pista: “Es un circuito que se ajusta muy bien a nuestra moto”.

El éxito de Danilo Petrucci (Tech3 KTM Factory Racing) el año pasado con la Desmosedici GP puede añadir algo de presión, aunque ‘Pecco’ recordó su escasa experiencia bajo la lluvia: “Estoy preparado para correr aquí, pero tenemos que ver la previsión, dan lluvia y en mojado solo he hecho apenas 6 carreras en todas las categorías. El año pasado tuve dificultades en la segunda parte de la carrera tras 12 o 13 vueltas”. El líder, eso sí, avisó del potencial de su máquina, aunque con matices: “En mojado nuestra moto puede ir fuerte, pero no es fácil con estos neumáticos. Te dan mucho grip, pero no es fácil de gestionar”.

Bagnaia también tuvo tiempo para meter a Marc Márquez (Repsol Honda Team) en la pomada por el título de este año “si comienza a ser fuerte y estar delante” antes de ceder el testigo a su compañero, un Miller que afronta con ilusiones renovadas el nuevo asalto en un circuito que le inspira una mezcla de “amor y odio” por los recuerdos del pasado. Tras su éxito en Jerez, el ’43’ aterriza en Le Mans con una mezcla de emociones: “alivio, pero también ansia por conseguir la siguiente victoria”. “Siempre quieres más”, admitió, antes de reivindicar el “buen paquete” de la fábrica italiana y de explicar cómo ha vivido la resaca de su triunfo en Andalucía. Ahora, toca el momento de seguir creciendo: “Estamos preparados para cualquier condición climática. Soy conocido por ir bastante bien en mojado. Si llega, creo que tengo una asignatura pendiente en Le Mans tras el año pasado”.

Quartararo, por su parte, confirmó que ha pasado página tras sus problemas físicos en Jerez que le arrebataron una probable tercera victoria consecutiva en lo que acabó siendo una experiencia “muy frustrante”. “Te ves con el ritmo para lograrlo, pero no tienes fuerza en el brazo”, recordó ‘El Diablo’, ahondando en el recuerdo de un problema con el que se encontró con más de 10 vueltas por delante. A pesar de dejar escapar la derrota, fue capaz de salvar algunos puntos, un aspecto que quiso poner en valor. Aquello, ahora, ya es historia. Tras pasar por el quirófano, se siente listo para volver a ganar.

“Me siento fantásticamente bien”, continuó, haciendo hincapié en que su recuperación va viento en popa y no debería mermarle en absoluto: “Tengo ganas de pilotar mañana. Me siento muy bien y no creo que haya ningún problema durante la carrera”. Además, las condiciones de la pista también suponen un reto ante el que llega motivado: “Tengo muchas ganas de probar la moto en mojado, es una gran oportunidad, no solo en una sesión, sino durante todo el fin de semana”. “Quiero recabar toda la experiencia que pueda y tratar de dar el máximo”, apuntilló el francés.

Su compatriota, Johann Zarco, también espera destacar en casa, en una pista que se adapta a la perfección a su GP21. El piloto galo llega con bastante confianza debido al “alto potencial de la Ducati” exhibido en Jerez. “La victoria de Jack y el segundo puesto de ‘Pecco’ nos insufla motivación para lograr un gran resultado también aquí en Francia”, señaló Zarco, que volvió a reivindicar el paquete de su moto y las opciones de ser competitivo en un circuito propicio, al margen de enviar un recuerdo a unos aficionados a los que echará de menos esta vez.

Por lo que respecta a Morbidelli, el italiano llega crecido tras su despegue en Jerez. “Este podio me ha sabido especial. Me he sentido fantásticamente bien. Tuve una explosión de emociones y de celebración después de ver la bandera a cuadros. Es debido a que verdaderamente se me juntaron todas las emociones en ese momento “, recordó con satisfacción, reivindicando que tuvo que “volver a subir el listón” tras el doblete en Qatar para “mantener una posición similar a la del año pasado”. Como recordó él mismo, lo logró “en Portimao y Jerez” y tampoco quiere quedarse atrás en Francia.

Tampoco espera ver un retroceso en su rendimiento Nakagami, en busca de su ansiado podio en la categoría reina, que ya acarició de nuevo en Jerez al ser 4º, su mejor resultado histórico hasta la fecha. ‘Taka’ se ha mantenido competitivo en lo que llevamos de curso para ser el referente en Honda, confirmado tras un buen GP en Andalucía: “Desde el viernes encontramos el ritmo y tuvimos una buena carrera, así que estoy muy contento de estar muy cerca del podio, al ser 4º, un gran resultado para nosotros. Estoy deseando que llegue este fin de semana”. El japonés también valoró el Test post-GP en Jerez y confesó que podrían haber dado con la tecla para crecer: “Parece que hemos encontrado un buen camino, me siento cómodo con el nuevo paquete”.

Con todos los pilotos mentalizados para lo que debe ser un fin de semana pasado por agua, todas las miradas estarán ahora puestas en el cielo de Le Mans cuando los pilotos salgan a pista este viernes para disputar la FP1 del GP SHARK de Francia. No hay duda: nos encontramos ante un espectáculo realmente impredecible. ¿Podrá Bagnaia mantener su liderato? ¿Será un GP de gloria para los héroes locales? ¿Aprovechará Márquez la ocasión para recortar brecha? ¿Tendremos algún ganador inesperado? Tan solo hay un aspecto claro: todos los pilotos están preparados para un Gran Premio distinto.

Compruebe también

Oliveira despunta y Márquez aguarda paciente su momento

El portugués lidera el primer día en Alemania seguido de Quartararo y Viñales, con el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *